Entre fogones con Mario Labrandero, departamento de Formación y Excelencia Operacional.

Mario Labrandero se encarga de formar a las nuevas incorporaciones enseñándoles la elaboración de nuestros platos.

Compagina su trabajo con su faceta más solidaria colaborando con la Fundación Asindown acompañando a los niños en su tiempo de ocio.

Si tuvieses que sorprender a alguien en Navidad, ¿qué plato le cocinarías?

Pues siguiendo un poco la línea de la comida tradicional, que es la que me gusta, una buena caldereta de cordero o un cocido con sus respectivas croquetas de ropa vieja. Son platos ideales para volver a esos sabores que nos resultan tan familiares y que nos hacen recordar a gente que ya no está entre nosotros y hacen de ello un momento muy especial.

¿Cuáles son los tres ingredientes imprescindibles en tu cocina?

En mi cocina no puede faltar el aceite, la sal y la pimienta, pero el más importante, es el “amor” que pones al cocinar.

¿Qué consejo le darías a alguien que empieza en la cocina?

Mi consejo sería que disfrutase al máximo de la experiencia, que tratara de aprender todo lo posible pero con calma y sobre todo actitud, que es uno de los factores más importantes dentro de una cocina. Con una buena actitud podrás conseguir todo lo que te propongas.

Sabemos que en tu tiempo libre eres voluntario en la Fundación Asindown, ¿cómo colaboras con ellos?

Principalmente realizo con ellos actividades de ocio durante todo el año, por ejemplo salimos a cenar, a pasear, vamos al cine, al teatro y practicamos deportes. También participé en el proyecto “Ke pasa con mi Kocina” dentro de los pisos de vida independiente enseñando técnicas de cocina y elaboración de platos.
Toda una experiencia que llevo haciendo ya casi 3 años y que no dejaré de hacerla nunca.